El bibliotecario y el motorizado de Calixto Fortunato


LO QUE PUEDE HACER UNA CORRECCIÓN PRUDENTE Y OPORTUNA

Jose Mata era el bibliotecario de una pequeña biblioteca enclavada dentro de uno de los barrios más violentos de Caracas, El Barrio San José de Petare, José atendía la sala infantil junto con un equipo integrado por Bruno, Lourdes, Carlitos y Egle.

 Los niños del barrio usaban la biblioteca como refugio y centro de enseñanza, ya que no habia canchas deportivas, ni centros de cultura cercanos y la escuelita “Ñuñez Ponte” apenas tenía seis salones precarios para dar clases. 
Cada tarde los motorizados del Barrio subían y bajaban la cuesta haciendo ruido con su escape libre. Jose que atendía la sala general, en donde van adolescentes, jóvenes y adultos le fastidiaba el ruido de la moto y cada tarde pedía a Dios poder hablar con estos jóvenes para tratar de aminorar el ruido infernal. 
CONTINÚA

Cierta tarde la señora Eva Bolívar vecina de la comunidad estaba en la biblioteca como miembro del Centro de Salud y José se quejó en voz alta por los ruidos molestos que producian las motos. 

La señora Eva escuchó calladamente el lamento y luego de la reunión fue hasta la sala general para hablar con el bibliotecario José. 

La señora Eva le contó a José que su hijo Jose Gregorio Castro era uno de los motorizados que bajaban y subian la cuesta haciendo ruido y convino con el bibliotecario de decirle a su Hijo que pasara hablar con José Mata lo más prontamente ya que ella estaba interesada que Jose Gregorio dejara la moto y cambiara esa vida callejera de motos y motorizados. 

Jose Gregorio una tarde de Abril de 1982 pasó por la biblioteca y conversó con el bibliotecario quien lo instruyó y le prestó un libro “El Vendedor más grande del Mundo”, luego de este encuentro vinieron otros libros y otros libros haciéndose José Gregorio Usuario Lector de la biblioteca. 

José Mata quien se había hecho amigo del joven le llevó unos prospecto para que terminara el 6to grado, luego vino el bachillerato y la univerwsidad, José Gregorio estudio en la Cristobal Rojas, arte puro y más tarde estudió en el Pedagógico de Caracas  graduandose de Profesor, años después estudio una maestría de Filosofía y hoy en día realiza un postgrado en Filosofía y ayuda a los niños de las minas de Baruta a ser pintores y mejores ciudadanos. 
José Gregorio Castro nunca más volvió a manejar motos y tiene una biblioteca extensa con la cual ayuda a la comunidad a encontrase con el libro. Continua siendo amigo de José Mata y se ven para hablar de Arte, política, comunidad y del Mundo. Una palabra y un libro cambian el Mundo interior