“Asesinados por ser cristianos”, el Papa ante la muerte de egiptos coptos

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

(RV).- El Papa Francisco, recibiendo en audiencia al Reverendo John Chalmers, Moderador de la Iglesia reformada de Escocia con su séquito, trató el tema del ecumenismo y pidió que “lo que tenemos en común que sea más grande que lo que nos puede dividir”. Y hablando en español el Santo Padre recordó a los 21 egipcios coptos asesinados por el Estado Islámico en Libia, y aseguró “La sangre de nuestros hermanos cristianos es un testimonio que grita”:

“Me permito recurrir a mi lengua materna para expresar un hondo y triste sentimiento. Hoy pude leer la ejecución de esos 20,21, 22 cristianos coptos. Solamente decía Jesús ayúdame. Fueron asesinados por el sólo hecho de ser cristianos. Usted hermano en su alocución se refirió a lo que pasa en la tierra de Jesús. La sangre de nuestros hermanos cristianos es un testimonio que grita. Sean católicos, ortodoxos, coptos, luteranos, no interesa: son cristianos. Y la sangre es la misma, la sangre confiesa a Cristo. Recordando a estos hermanos que han sido muertos por el sólo hecho de confesar a Cristo, pido que nos animemos mutuamente a seguir adelante con este ecumenismo que nos está alentando el ecumenismo de la sangre. Los mártires son de todos los cristianos, recemos unos por los otros”.

Recordando el esfuerzo común al servicio del Evangelio y de la unidad de los cristianos, el Papa recordó que el actual estado de las relaciones ecuménicas en Escocia testimonia cuanto como cristianos tenemos en común, y que esto  “sea más grande que lo que nos puede dividir” y añade diciendo que tenemos que seguir buscando modos todavía más eficaces, para superar “viejos prejuicios y encontrar nuevas formas de intensa colaboración”.

La fe y el testimonio cristiano se enfrenta a desafíos tales, que sólo uniendo  nuestros esfuerzos podremos hacer un servicio efectivo a la familia humana y permitir a la luz de Cristo llegar a todos los rincones oscuros de nuestro corazón y de nuestro mundo.

Finalmente el Papa pidió que recemos los unos por los otros, “y continuemos a caminar juntos en el camino de la sabiduría, de la benevolencia, de la fuerza y de la paz”.

(MZ-RV)  

(from Vatican Radio)

Más anécdotas: