Especial la Voz del Papa

(RV).- «La realidad de la curación de los enfermos por parte de Cristo nos invita a reflexionar sobre el sentido y el valor de la enfermedad», a lo que nos llama la Jornada Mundial del Enfermo, que celebramos el 11 de febrero, en la memoria litúrgica de la Bienaventurada Virgen María de Lourdes».

Con estas palabras el Papa Bergoglio destacó, a la hora del ángelus dominical del pasado 8 de febrero, que Jesús que vino al mundo para anunciar y salvar a todos los hombres, mostrando su predilección por los que están heridos en el cuerpo y en el espíritu y  revelándose médico del alma y del cuerpo, en una palabra el buen Samaritano del hombre.

Desde la Plaza de San Pedro, junto a miles de fieles romanos y peregrinos de diversos países, el Papa Francisco se unió a las diócesis del mundo en la primera Jornada de Oración y de Reflexión contra la trata de personas.

Y por la tarde del domingo 8 de febrero, el Obispo de Roma visitó una de las parroquias de su diócesis.

(María Fernanda Bernasconi – RV).

(from Vatican Radio)