Mientras unos se pasan la vida preguntándose: ¿por qué a mí? otros se consuelan con un vago de … o carpe diem, no hay nada después… Muchos sabemos que sólo tenemos una vida y queremos hacer con ella TODO EL BIEN QUE PODAMOS.