1. «Mamá, estoy en la cima del mundo», en Al rojo vivo
  2. «Me llamo Bond, James Bond», en Agente 007 contra el Dr. No
  3. «La vida es demasiado corta para estar siempre cabreado», en American History X
  4. «Si te enamoras de un casado, no te pongas rimmel», en El apartamento
  5. «Napalm, hijo; nada del mundo huele así. Amo el olor del napalm por la mañana. Una vez durante doce horas bombardeamos una colina y cuando acabó todo, subí. No encontramos ni un cadáver de esos chinos de mierda. Que pestazo el de la gasolina quemada. Aquella colina olía a… a victoria», en Apocalypse Now
  6. «Acusar a alguien de asesinato en este lugar, es como poner multas por exceso de en la carrera de Indianapolis», en Apocalypse Now
  7. «Houston, tenemos un problema», en Apolo 13
  8. «Elegí un mal día para dejar de fumar», en Aterriza como puedas
  9. «Fernando Galindo, un admirador, un amigo, un esclavo, un siervo», en Atraco a las tres
  10. «He visto cosas que vosotros no creeríais», en Blade Runner
  11. «Como alcalde vuestro que soy, os debo una explicación, y esa explicación que os debo os la voy a pagar», en Bienvenido Mister Marshall
  12. «He cruzado océanos de tiempo para encontrarte», en Drácula, de Bram Stoker
  13. «¿Dondé encontraré un nuevo adversario tan próximo a mi altura?». “Prueba en las cloacas…», en En busca del arca perdida
  14. «Abróchense los cinturones, va a ser una noche movidita», en Eva al desnudo
  15. «No sois vuestro trabajo. No sois vuestra cuenta corriente. No sois el coche que tenéis, ni el contenido de vuestra cartera. No sois vuestros pantalones. Sois la mierda cantante y danzante del mundo», en El club de la lucha
  16. «No está mal un rapto de vez en cuando, pero tengo entradas para el teatro», en Con la muerte en los talones
  17. «Nena, eres tan dulce que haces que el azúcar sepa a sal», en Death Proof
  18. «Mi casa… …», en E.T., el extraterrestre
  19. «Te soltarán cuando averigüen quién eres». “Y cuando averigüen quién eres tú reforzarán la celda», en La fiera de mi niña
  20. «Mi mamá siempre me decía que la vida era como una caja de bombones: nunca sabes lo que te va a tocar», en Forrest Gump