Las cien

Ya en los años 80 Obdulio Varela, en referencia al partido decisivo del Mundial 1950, reconoció:
«Si jugásemos cien veces aquel partido, lo perderíamos las cien«.