Me contaba Manolo, un alumno del Instituto que está sumido en el caos: tiene problemas en casa (falta de credibilidad), problemas en el Instituto (no ha hecho nada a propósito en los dos primeros trimestres), con sus amigos… No sabía cómo comenzar a deshacer el nudo de los quince años.

Pero ya ha comenzado a resolverlo: ha decidido deshacerse de internet en su cuarto (le ha pedido ayuda a su madre, por que sólo reconoce que no puede) y se ha llevado la televisión del cuarto…

Ya ha dado su primer paso. Rezo por él, que le queda muuuuucho por delante…