Conociéndome y conociendo a algunos, se puede decir que cualquiera puede parecer muy
Pero aunque la mona se vista de seda, mona se queda.