Ella dijo que sí a su propuesta de matrimonio, pero desconocía el secreto familiar. Ahora, está maldita para convertirse en un demonio en su noche de bodas.