Pues eso era un verano muy cálido. A las 3 de la mañana a 36 grados. Y yo tenía un amigo con una casa muy misteriosa… pero con aire acondicionado. Fuimos a su casa y nada mas entrar, me empujó un espíritu, yo pensaba que era el tercer amigo y último. Entonces no le di importancia y seguí con mis dos amigos a su habitación. Nos estiramos en su cama-litera. Tan tranquilos que estábamos viendo la tele gigante que tiene y con el aire acondicionado, hasta que de pronto… Se apagó todo y unos grandes ojos se iluminaron ante nosotros. Yo me fui a encender la luz, y antes de que me levantara se puso todo en marcha.

De repente vimos un muñeco «pitufo» que salió disparado hacia mi amigo. Yo estaba asustadísimo y me fui al baño con mis dos amigos, y el amigo que vivía ahí dice:

-¡Je, pues esto no es nada!!!!

Yo estaba de los nervios, y encima a mi amigo no se le ocurrió nada más que hacer la ouija con un espíritu en su jardín. Ese espíritu era burlón, se llamaba francisco, murió atropellado y cuando ya me había tranquilizado, dice el espíritu:

– M I R A A R R I B A.

Y en el cielo que estaba todo nublado, había una cara sonriendo. Yo casi me muero de un ataque nervioso. ¡Qué miedo pase!

Todo asustado me fui corriendo con mi tercer amigo y yo como corría mas que él le deje atrás, subió a su moto, y yo personalmente vi como se estrellaba contra el aire y se murió del accidente, no sé con que se choco, pero le hundió todo el morro de la moto para dentro.

Yo asustado me fui a mi casa a dormir donde estaba mi novia. Le conté lo que me había pasado, y me dijo que todo me lo había imaginado. a la mañana siguiente fui a casa de mi amigo, a ver cómo estaba la familia y me dijo que ellos nunca tuvieron un hijo y que yo estaba confundido.

Fui al lado de la casa encantada y había una mancha de sangre,l a mire durante 15 minutos y delante de mí vi como la sangre ponía:

Estas Muerto.

Desde el día ese, no he oído nada mas de esos dos amigos…