ESTA ES UNA HISTORIA REAL QUE ILUSTRA LA NECESIDAD DE LA HISTORIA PARA COMPRENDER EL PRESENTE. Es conocida nuestra mala memoria para lo que no nos interesa. Un historiador debe recordar lo bueno y lo malo, siendo fiel a la verdad histórica. Necesitamos historiadores honestos que no se inventen el pasado.

Los dos primeros en derramar su sangre en la Guerra Fratricida de España (1936-39) fueron dos soldados moros del ejército de Franco, el día 17 de julio de 1936.
Pero en 20 años los españoles de entonces ya se habían olvidado de mucho; de casi todo.
Continúa con una anécdota de racismo y falta de memoria histórica en tiempos de Franco.

Tras la inauguración del Hotel Meliá el 1 de marzo del año 1956, la dirección del hotel incorporó dos «guardias moros» en la entrada del hotel para recibir a los clientes. Sin embargo, estos duraron poco más de un año en la puerta del hotel, ya que con motivo de la guerra de Sidi Ifni entre España y la recién independizada Marruecos, estudiantes se dedicaban a apedrear la guardia mora existente en las puertas del hotel.

Extraído de aquí.