Saltando obstaculos, Envio de material (audacia, formación, apostolado…

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Conocí a un buen cristiano en la
oficina de nuestro regimiento, un hombre que era un decidido enemigo
de los nazis, como muchos de nosotros. Nos arriesgamos a falsificar
unos papeles con lo que cubríamos los libros, …

Conocí a un buen cristiano en la
oficina de nuestro regimiento, un hombre que era un decidido enemigo
de los nazis, como muchos de nosotros. Nos arriesgamos a falsificar
unos papeles con lo que cubríamos los libros, metiéndolos
en cajas y en embalajes que sellábamos con un TOP SECRET: SS
MAIL. Diariamente salían de Francia hacia Alemania camiones
cargados de mercancías, la mitad de las cuales eran libros
cuidadosamente embalados. Los conductores conocían su destino
y, a cambio de cierta cantidad de dinero, los vigilaban y entregaban
en nuestro Monasterio de Gorheim-Sigmaringen al Dr. Heinrich Hofler,
el líder del grupo católico alemán que se
ocupaba de satisfacer las necesidades espirituales del ejército…

Nos llegaron noticias de que nuestros
superiores religiosos habían logrado recibir el material y
distribuirlo entre los cristianos espiritualmente hambrientos. Nos
alegramos de ello y continuamos considerándolo como una
aventura apasionante. Los nazis, que habían saqueado nuestros
monasterios, que habían acabado con las vidas de incontables
miles de inocentes, cuyos actos eran depravados y perversos, nunca se
enteraron de nuestra campaña.

UN SEMINARISTA EN LAS SS ( Gereon
Goldmann)

Más anécdotas: