CORREGIR A TIEMPO


Pedí a Pedro, de doce años, que escribiera lo que me acababa de decir sobre su profesora de Religión.

Esta es su carta explicando las cosas que hacía mal en clase.

Comportarme mal.
Interrumpir la clase.
Decir cosas falsas.
Contradecir a la profesora.
Inventar cosas malas de ella.
Difundirlas en el instituto.

Creo que una expulsión habría sido buena para nosotros porque nos habríamos dado cuenta de todo el daño que hemos hecho.
Firmado:
Pedro
1ºESOB

Aparte el alumno comentó a la profesora que si hubiera habido un parte al principio las cosas no hubieran llegado a más.