Mientras caminaba por las montañas, de repente sintió que algo la observaba. Se dio la vuelta y vio una criatura grande y peluda parada sobre dos piernas, mirándola con sus brillantes ojos verdes.