San Bernardino

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Con San Bernardino ocurrió un hecho insólito. Sin esperar a que traspasase el umbral de la muerte fue nombrado patrono celestial de la ciudad de Lecce (Italia). Fue apóstol durante 42 años y, cuando estaba a punto de morir, el alcalde de la ciudad se acercó al moribundo y le leyó un documento: “Grande es nuestro dolor al ver que nos dejáis. Vuestra inagotable caridad nos permite esperar que queráis ser nuestro protector y patrono en el paraíso, pues por tal os elegimos desde ahora para siempre”. El anciano padre hizo un supremo esfuerzo y pudo pronunciar un “Sí, señores”. Este santo se entregó al cuidado pastoral de los presos y de los enfermos, y al ministerio de la palabra y del sacramento de la penitencia.

Más anécdotas: