Mientras almorzaba, noté algo extraño en mi sopa. Era un dedo humano.