Pero encontrar principios sobre los que construir, deshacer lo que hacemos mal, enderezar la enseñanza (y por ende la juventud), exigir (esfuerzo y méritos), devolver la y la dignidad a la familia, meter a los en su ámbito (sin que lo retoquen y manchen todo)… todo esto es un reto.