San Nazario y San Celso

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

El padre de Nazario era un caballero pagano del norte de África y su madre, fervorosa cristiana, había nacido en Roma. Predicó en nombre de Jesuscristo y se dirigió a la ciudad de Milán. El gobernador Anolino ordenó que lo encarcelaran por propagar su fe. Al negarse a adorar a los dioses de Roma, lo expulsan y llevó a la Galia su prédica evangelizadora. Fue maestro y discípulo de Celso y ambos realizaron milagros en Tréveris. Se les condenó a muerte, pero la tradición cuenta que fueron milagrosamente salvados y volvieron a Italia. En Milán, el gobernador Anolino por segunda vez los hizo encarcelar y conducidos a la plaza mayor de Milán, fueron decapitados el 28 de julio de 68.

Más anécdotas: