(RV).- El Santo Padre Francisco sigue con gran preocupación lo que está sucediendo en estos días en Sierra Leona, afectada por las inundaciones y deslizamientos de tierra que hasta el momento han causado más de 400 muertos y 600 desaparecidos.

En un telegrama firmado por el Cardenal Secretario de Estado Pietro Parolin y dirigido al Arzobispo de Freetown, Mons. Charles Edward Tamba, el Papa manifiesta su profundo pesar por las «consecuencias devastadoras» de las inundaciones en la periferia de la capital Freetown y «asegura su cercanía en estos momentos difíciles a cuantos han perdido a sus seres queridos».

El pontífice reza por los fallecidos, y sobre sus familiares y amigos en duelo, invoca las bendiciones divinas de la fortaleza y de la consolación.

Asimismo el Santo Padre realiza un llamamiento a la solidaridad, diciéndose cercano también a los socorredores que están proporcionando una ayuda tan necesaria a las víctimas de este desastre.

Recordamos que ayer, durante el Ángelus en la Solemnidad de la Asunción de María, el Papa elevó su oración a «María Reina de la Paz», a quien confió las angustias y los dolores de las poblaciones que en el mundo sufren a causa de desastres naturales pidiendo para todos consuelo y serenidad.

(GM – RV)

(from Vatican Radio)