San Esteban de Hungría

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Se casó con Gisela, la hermana de San Enrique de Alemania, la cual influyó mucho en su vida. Fue un guerrero valiente y organizador. Derrotó fuertes batallas y quiso propagar la fe católica. Pidió la aprobación del Papa de Roma, Silvestre II. Éste se alegró tanto que lo nombró rey de Hungría. Su cariño por la religión católica era inmenso, fundaba templos y repartía limosnas. Por las noches se disfrazaba de albañil y salía a repartir limosnas. En una ocasión, un grupo de menesterosos se le lanzó encima, le quitaron todo lo que llevaba y lo molieron a palos. Cuando se hubieron alejado, el santo se arrodilló y dio gracias a Dios por haberle permitido ofrecer aquel sacrificio. Los últimos años de su vida padeció muy dolorosas enfermedades que lo fueron purificando y santificando cada vez más.

Más anécdotas: