Mientras camino a casa desde el trabajo, veo una lechuza posada en un árbol cercano.
Paso a su lado, pero no puedo evitar sentir que me está mirando.

➡️PULSAR AQUÍ PARA LEER MÁS HISTORIAS DE MIEDO DE ANECDONET⬅️