Convertíos, pues, y haced , para que sean borrados pecados (Actos de los , 3, 19).