La felicidad es una emoción compleja. Se puede definir como un estado de o bienestar. Podemos encontrar la felicidad en diferentes lugares y en diferentes momentos de nuestras vidas. Y puede provenir de diferentes fuentes: personas, objetos, actividades y eventos.

Todos queremos ser felices y todos queremos sentir que estamos progresando hacia nuestras metas, pero a veces no es tan fácil hacerlo. Hay muchas cosas que pueden interponerse en el camino de la felicidad: estrés, ansiedad, depresión…

Pero también hay cosas que podemos hacer para ayudarnos a sentirnos más felices: ser más amables con nosotros mismos y con los demás; indulgente; darse cuenta de lo que va bien; hacer algo bueno por otra persona; encontrar nuevas actividades o intereses…