RICA EN ACEITUNAS


 Rica
en aceitunas

 

Los padres han explicado a sus pequeños el
valor de la pobreza cristiana con el Evangelio en mano. 

Al mayor, de repente,
le ha entrado una preocupación enorme:
 

– Oye,
papá, entonces si la tía Paca es rica … ¿no podrá entrar en el cielo?
 

El padre explica
que no es eso: que hay ricos que viven como pobres y pobres que viven como
ricos; lo que importa es el desprendimiento. 
Era el momento de
la comida y Toñina está comiendo aceitunas sin querer repartir con los
hermanos. Genaro, que ha entendido la lección de su padre, dijo muy serio:
 


Entonces Toñina es rica en aceitunas.

(Cfr. R.M. Echevarría. Las 24 horas de una madre)