“Hay cuatro cosas que proporcionan gran paz:

Procura, hijo, hacer antes la voluntad de otro que la tuya.

Escoge siempre tener menos que más.

Busca siempre el lugar más bajo, y está sujeto a todos.

Desea siempre y ruega que se cumpla en ti eternamente la divina voluntad.

Así entrarás en los de la paz y el descanso”

Imitación de Cristo de Tomás de Kempis (Autor), Philip Bates (Redactor)