Para su inventor, , autor de La y la verdad histórica (1914), era la esencia de esa actitud de los extranjeros que odian a España y los españoles, una tontería total que demuestra su absoluta ignorancia de la historia de España.