Hoy me ha contado con bastante pena, mi sobrino de 6 años, que unos niños de su clase le han roto la figurita de la Virgen para el portal de Belén, que había hecho unos días antes, además los niños, han dicho a la profesora que la ha comprado y no la ha hecho él en su casa…

Es increíble que los niños reaccionen así, pero que no nos quepa duda, que esos comportamientos de envidia y se los estamos transmitiendo los mayores.