“El hombre es una nada capaz de Dios”

(Cardenal )