«No pido otra cosa: el cielo sobre mí y el camino bajo mis pies.”