“Virgen Santa, Virgen pura,
vida y dulzura
del alma que en Ti confía.
Madre de Dios, Madre mía,
mientras mi vida alentare
todo mi amor para Ti;
mas si mi amor te olvidare,
Madre mía, Madre mía,
aunque mi amor te olvidare,
Tú no te olvides de mi”

(Del canto “Salve Madre”)