En una carrera, el deportista Abel Mutai representante de Kenia, estaba a solo a unos metros de la línea de meta, pero se confundió con la señalización y se detuvo pensando que ya había completado la carrera.

El deportista español, Iván , estaba justo detrás de él y al darse cuenta de lo que estaba sucediendo, comenzó a gritar al keniano para que á corriendo; pero Mutai no sabía español y no entendió. Entonces el español lo empujó hacia la victoria.

Un periodista le preguntó a Iván:

  • «¿Por qué hiciste eso?»

Iván respondió…

  • «Mi sueño es que algún día podamos tener una especie de vida comunitaria».

El periodista insistió

  • ¿Pero, Por qué dejaste ganar a Kenia?

Iván le contestó

  • No lo dejé ganar, él iba a ganar».

El periodista volvió a insistir

  • ¡Pero podrías haber ganado!»

Iván lo miró y le respondió..

  • Pero, ¿cuál sería el mérito de mi victoria? ¿Cuál sería el honor de esa medalla? ¿Qué pensaría mi madre de eso?»

Eso sí son valores…