• Acostarse 1 o 2 horas después de una cena ligera.
  • Dormir en una cama no excesivamente blanda.
  • Evitar exceso de calor, ruidos y luminosidad.
  • Baño templado antes de acostarse.
  • Leer.
  • muscular.