Escribí esto protestando de lo que vemos en la tele y en las
ciudades relacionado con la Navidad. Es como tragarse un caramelo sin
saborearlo: una pena.
Va por vosotr@s,
Anecdonet
 
 

El
vaho no me dejaba ver toda la frase. Justo en el momento de acabar de
aclarar la luna del coche pasó un autobús. Me había llamado la atención
una frase que relucía en medio del despilfarro de aquella gran ciudad…
Un
mendigo yacía en aquel mismo lugar en que había caído, extenuado, siete
días atrás. Nadie sabía que, aquel hombre que se alimentaba sólo de
vino, en otro tiempo había sido un orgulloso propietario de dos
gasolineras, padre una familia feliz. Ahora le faltaba un ojo por una
pelea, y cuando su estado se deterioraba hasta el punto de perder el
conocimiento, le recogían unas asistentes sociales, le reanimaban y le
despedían. Él siempre volvía al mismo punto de la ciudad. Un perro de
raza desconocida dormitaba hambriento a su vera; un cartel le cubría el
lomo: gracias a un flash proporcionado por el suntuoso local de
enfrente pude ¡por fin! leer aquella frase que me gustó tanto.
«Put Christ back in Christmas»
La traduje, libremente, por «Devolved a Cristo otra vez en la Navidad«.
Y permanecí quedo, dándole vueltas a aquella frase en mi cabeza. Porque
lo que llegué a pensar acabó de dar sentido a todo lo que veía: había
nacido un Niño.