La historia de Alexámeno

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Persecuciones contra los judíos aparecen en todas las películas… Hay que recordar también que Cristo y los cristianos han sido perseguidos y expulsados -con gran implicación personal y anímica contra todo pronóstico- desde el principio del cristianismo.
La historia de Alexámeno es un testimonio de que a los primeros cristianos les daban también para el pelo.Léelo, no te defraudará (sigue)…

Este “graffiti” burlesco contra un cristiano llamado Alexámeno, data del siglo II y se encontró en una pared de unas ruinas de Roma, una escuela de pajes anexa al palacio de Nerón. Representa a un cristiano llamado Alexámeno adorando a un crucificado con cabeza de burro (Los paganos creían que judíos y cristianos adoraban a un dios con cabeza de asno). Debajo de la imagen está escrito “Alexámeno adora a su Dios” y cerca alguien escribió -quizá el mismo Alexámeno del que se querían burlar- “Alexámeno fiel”Esto no es sino una pequeña imagen de las grandes tribulaciones por las que tuvieron que pasar estos hombres a los que llamamos “primeros cristianos”, sobre los que tanto se habla en las iglesias, pero sobre los que se desconoce casi todo.
Hay una nueva raza de hombres nacidos ayer, sin patria ni tradiciones, asociados entre sí contra todas las instituciones religiosas y civiles, perseguidos por la justicia, universalmente cubiertos de infamia, pero autoglorificándose con la común execreción: son los Cristianos.”

(Celso; “El Discurso Verdadero Contra los Cristianos” Pág.11 Alianza Editorial; Madrid 1988)Así comienza, hacia el año 178 d.c., “El Discurso verdadero contra los Cristianos”, una obra escrita por el filósofo griego de Alejandría Celso, que será el fundamento ideológico de algunas de las mas duras persecuciones contra los creyentes en Jesús de Nazaret que se sucederán en los años siguientes.¿Quiénes eran estos cristianos primitivos de los que tanto hablamos los “cristianos” del siglo XXI y de los que ignoramos casi todo?, ¿Cómo pensaban y cuál era su carácter, su forma de vivir la fe?, ¿Qué tipo de persona se dejaría despedazar por las fieras, o quemar viva, o cornear por un toro hasta la muerte, únicamente por no verter una pizca de incienso en un altar público, haciendo votos por la “salud del divino emperador”?

Más anécdotas: