Hay que cuidarse: no nos pertenecemos

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Cuidar el carruaje:Una alegoría de Jorge Bucay. Como reflexión: uno se cuida por que se siente querido. Por eso es tan importante manifestar cariño verdadero a las personas con las que convivimos. También a los familiares, aunque estén a muchos kilómetros de distancia. Continúa en Leer más…   LA ALEGORIA DEL CARRUAJE   Un día…
Leer anécdota


Con estos bueyes hay que arar (Pobreza, paciencia)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Los mejores instrumentos -humanos, gráficos, o cualesquiera- son aquellos con los que podemos contar en realidad. Hay que arreglárselas con lo que se tiene, Conocer bien a las personas con las que puede o debe contar, y acomodarse a los efectivos reales, no los ideales. Esta es la esencia de esta alegoría o cuento que…
Leer anécdota


Termómetro de la verdad

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

El Rey, soltero todavía, decidió casarse.Publicó un Edicto que se voceó en cada calle, en cada esquina, en cada camino.Llamaba a Palacio a todas las Doncellas, en edad de merecer, de 18 a 28 años. Hubo una riada de solicitadoras. Muchas pensaban en una vida regalada, de palacio. Eran pocas las que suspiraban por el…
Leer anécdota


EL CUENTO DE LOS OÍDOS SUCIOS

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 1,00 de 5)
Cargando…

En ocasiones nos encontramos con gente que no aprecia lo que ve o bien por falta de sensibilidad o -como decía aquel- por falta de ignorancia. Los superficiales, los frívolos, los vulgares son incapaces de percibir ciertas harmonías, cierta belleza, cierto gusto ante un alimento especial… He aprendido que la VULGARIDAD consiste en HALLARSE JUNTO A ALGO GRANDE (bello,…
Leer anécdota


El ruido del silencio y el vacío del ruido

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Caminaba con mi padre cuando él se detuvo en una curva y después de un pequeño silencio me preguntó: – Además del cantar de los pájaros, ¿escuchas alguna cosa más? Agudicé mis oídos y algunos segundos después le respondí: – Estoy escuchando el ruido de una carreta. – Eso es -dijo mi padre-. Es una…
Leer anécdota


LAS CONSECUENCIAS DEL ABANDONO EDUCATIVO

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 3,00 de 5)
Cargando…

EL RESULTADO EDUCATIVO DE UNA CRISIS EN LA FAMILIA La historia empezó con la obsesión de que mis hijos tengan lo que yo no he tenido. Se añadió el que “no les falte de nada”.  Los padres desaparecieron del mapa: su implicación en la educación de sus hijos sufrió el menoscabo de la falta de…
Leer anécdota


LOS ERIZOS Y EL RESPETO A LAS DISTANCIAS

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

EQUILIBRIO, DISTANCIA, CONVIVENCIA… RESPETO Lea a continuación la alegoría de los erizos, imagen para explicar cómo debemos  ENCONTRAR LA DISTANCIA JUSTA   Un día glaciar de invierno, un grupo de erizos se apretaron  los unos contra los otros a fin de protegerse contra el frío mediante el calor recíproco.    Pero molestados dolorosamente por sus pinchos, no…
Leer anécdota


La carreta vacía

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

La carreta vacía Caminaba con mi padre cuando él se detuvo en una curva y después de un pequeño silencio me preguntó: Además del cantar de los pájaros, ¿escuchas alguna cosa más?  Agudicé mis oídos y algunos segundos después le respondí: Estoy escuchando el ruido de una carreta. Eso es -dijo mi padre-.  Es una…
Leer anécdota