La Iglesia es pobre

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Un testimonio de pobreza en la Iglesia Por quejarse, por que está más de moda que nunca, mucha gente habla de la Iglesia como de un organismo que se ha aprovechado de la debilidad de aquellos a quienes servía. Son ricos, dicen. Son los mismos que no saben la otra parte de la historia: que…
Leer anécdota


Aprovechar la Navidad para echar el resto

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Ahora es el momento Sé que esta lista es para compartir muchas de las cosas que nos llenen el espíritu y nos alegren el día. Pero también debemos pensar que, en ocasiones, no apreciamos a la gente que tenemos a nuestro lado y nos lamentamos cuando ya no la tenemos. Quisiera, si me lo permiten,…
Leer anécdota


Reflexión sobre la mujer

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Aportamos una  reflexión de la vida misma sobre  cómo es una gran mujer. Mujer: cinco letras llenas de amor, de fe, de ternura, de paciencia, de constancia, de coraje, de virtud, son ellas dignas siempre de admirarlas por su gran amor que llevan en su corazón y lo dan a su familia, a su pareja,…
Leer anécdota


El diseño de un auto: la ley natural

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

El diseño de un “coche”     (la ley natural) Cierto hombre diseñó un coche extraordinario cuyo motor utilizaba gasolina sin plomo. Para que no se redujese la grandiosidad del invento a la de una máquina más o menos compleja, quiso Dios dotar al coche de vida propia: pero no de una vida cualquiera, pues estaría animado…
Leer anécdota


La Pobreza Cristiana

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 3,00 de 5)
Cargando…

Una mujer pobre… nos dio limosna  (pobreza y generosidad) Fuimos tres amigos a aquella casa. Tendríamos entre 15 y 16 años: esa edad en la que el corazón acoge deseos de hacer cosas grandes por los demás. Nos habíamos decidido a visitar a alguna persona necesitada para llevarle un pequeño obsequio –compramos unos pasteles-, acompañarla…
Leer anécdota


Los tesoros de la abuelita (apegos y desapegos, desasimiento)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 2,33 de 5)
Cargando…

La vida es un viaje de ida y vuelta. Me contaba un amigo que su abuela, con alzheimer avanzado, escondía el queso mordido en los lugares más inverosímiles de la casa… Por doquier aparecían “tesoros” de la abuela… El problema fue detectado del todo el día en que la abuelita perdió su dentadura. No sabía…
Leer anécdota


Usando metáforas en público

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Hay que usar la metáfora Hay ocasiones en que uno se sienta para escuchar la homilía y presencia un fenómeno automático y fortuito: la desconexión cerebral de un gran porcentaje de los presentes en esa misa. Se están perdiendo la única ocasión que quizás tienen de alimentar esa semana su alma con una explicación de…
Leer anécdota