Lo difícil de la labor de formación

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, promedio: 4,33 de 5)
Cargando…

LA LABOR DE DIRECCIÓN ESPIRITUALUn buen arquitecto interior y formador entra en las interioridades de la persona con un profundo respeto. La dirección espiritual se obtiene para edificar el castillo de la vida interior. Tiene como parámetros, una decisión de mejora personal (que proviene de una conversión interior), la elección de un director espiritual (un…
Leer anécdota


Empuje y combatividad: El ”violenti rapiunt”

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 1,00 de 5)
Cargando…

Luchamos por la paz en todos los frentes Una parte del espíritu cristiano es la lucha ascética: el “hacerse violencia” para educarse, para adquirir hábitos positivos. Ya decía San Pablo que el cielo es para los que violenti, rapiunt (para los que lo arrebatan a la fuerza). Chateaba con Feno, un amigo, y afirmaba que…
Leer anécdota


Logopedia y autosuperación

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

El afán de superación y la constancia de la mano de la humildad (imprescindible para descubrir el obstáculo y dejarse ayudar) son armas del cambio. Cambiar a mejor, dejando lo bueno que cada uno tiene. Esta es una anécdota real de esta tensión interior que llamamos lucha ascética… El Rey que no podía decir «King»…
Leer anécdota


Anecdonet

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (683 votos, promedio: 4,90 de 5)
Cargando…
Anecdonet

Anécdotas clasificadas por categorías Anécdotas diarias Publicidad en Anecdonet ¿Cómo nos financiamos? Con la publicidad y a todos damos las gracias por ayudarnos a poner a disposición de este Pueblo Global nuestro caudal de anécdotas con intención. Han de saber nuestros lectores que no tenemos anuncios que puedan dañar a las persona por ese motivo…
Leer anécdota


Recuerdos de don Juan Bautista Torelló

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Recuerdos de Ernst Burkhart Cuando le conocí en Viena, en el lejano 1964, D. Juan Bautista Torelló era para mí un sacerdote venerable. ¡Tenía más de cuarenta años! De por sí me parecía algo increíble, y quedó resaltado por la amplia calva que le distinguía ya entonces. Había estado los últimos años al frente del…
Leer anécdota