Cándida

Tengo un ansia Infinita de paz (Coherencia)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (44 votos, media: 2,84 de 5)
Cargando…

Alguien dijo eso de tengo un ansia infinita de paz. Una frase así de fuerte sólo se avala con la historia (Para que sea verdad). Y la verdad es lo que importa. Véase una historia real de la Guerra Civil Española (1936-1939)Por […]


Carta de una cándida abuelita

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

La visión positiva dela vida, que es imprescindible para avanzar, tiene límites. No podemos ser “inocentones”, cándidos; andar como con un lirio en la mano, como fuera de todo asunto terrenal… Debemos ir dando siempre oportunidades o, como mínimo, el […]


Sacar al santo para que llueva

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Oración de petición ante la sequía Siempre habrá escépticos: la fe no es para todos… Pero sabemos que las procesiones y rogativas para pedir lluvias han sido fructíferas, sin que puedan llamarse milagros. Y además, la fe mueve montañas. A […]


Sueños en el Ebro

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, media: 4,40 de 5)
Cargando…

Sueños en el Ebro En el pecado está la penitencia. Un fragmento famosísimo del Poema Coplas por la Muerte de su padre de Jorge Manrique, , en consonancia con el tema ofrecido por EL CUENTO (la luz de bengala ofrecida por […]


El Cristo de la Florida

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 3,00 de 5)
Cargando…

“El Cristo de la Florida”        Llegaba por uno de los caminos de la Florida. El parque estaba un poco sombrío ya a las ocho de la tarde, y se había levantado una ligera brisa, aunque a él no parecía importarle […]


Te quiero

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Es una locura amar, a menos de que se ame con locura. (Proverbio latino)Continúa con un bellísimo poema de M Benedetti Te quiero Tus manos son mi caricia, mis acordes cotidianos; te quiero porque tus manos trabajan por la justicia. […]