Patatas grandes y Patatas pequeñas

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Cuando tomar decisiones es necesario… ¡Cómo cuesta!Un momento grave en la vida es el de seleccionar lo importante y diferenciarlo de lo secundario. Sigue un ejemplo de ello. UN ALTO EJECUTIVO EN EL CAMPO Cuentan que un gerente muy importante de una conocida multinacional informática sufrió una crisis cardiaca por culpa del trabajo. Fue dado…
Leer anécdota


Diez CHISTES clásicos (y cortos)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Defectos permanentes Estaba un borracho en una esquina, cuando una mujer pasa caminando, el borracho la observa y le dice: ¡Adiós fea! La mujer indignada se da media vuelta y le dice: ¡Borracho! El borracho con una sonrisa le dice: Sí, pero a mí, mañana se me pasa. Suegras for ever Un señor está triste…
Leer anécdota


LA SANTA VOLUNTAD DE NAPOLEÓN

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Los gobernantes que no entienden que deben acatar una voluntad superior, la voluntad de Dios, acaban entendiéndolo a las duras… Esta es la historia de la santa Voluntad de Napoleón… Napoleón Bonaparte, en Rusia   Napoleón Bonaparte fue uno de los emperadores más poderosos de Europa.  Sus ejércitos triunfaban en todas partes. Napoleón quiso que el…
Leer anécdota


el GERENTE QUE SE FUE AL CAMPO

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 4,00 de 5)
Cargando…

VIRUTAS DE MADERA PRECIOSA: Nadie se arrepiente de traer un hijo al mundo. Es una decisión siempre acertada UN ALTO EJECUTIVO EN EL CAMPO  Cuentan que un gerente muy importante de una conocida multinacional informática tuvo una crisis cardiaca por culpa del trabajo. Fue dado de baja y enviado al campo con el objeto de…
Leer anécdota


El perro y el carnicero

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Penetró un perro en una carnicería, y notando que el carnicero estaba muy ocupado con sus clientes, cogió un trozo de carne y salió corriendo. Se volvió el carnicero, y viéndole huir, y sin poder hacer ya nada, exclamó: -¡Oye amigo! allí donde te encuentre, no dejaré de mirarte! No esperes a que suceda un…
Leer anécdota