Resultados de la búsqueda para: El hombre que fue jueves CHESTERTON Gilbert Keith



EL HOMBRE QUE FUE JUEVES . UNA PESADILLA (CHESTERTON, GILBERT KEITH)

GILBERT KEITH CHESTERTON (1874-1936) ejemplifica como pocos la idea común ?y por tanto quizá descabellada? del escritor como individuo genial. Hombre de genio y de talento incluso desmesurado, su obra ?la apreciación será de Borges? «no encierra una sola página que no ofrezca una felicidad». [?] En 1908, cuando su autor contaba treinta y cuatro años, se publicó El hombre que fue Jueves (Pesadilla) [?] una novela acogida a los esquemas de las historias de policías y malhechores, pero acogida asimismo a una fórmula de fantasía que sólo mantiene en común con las tramas policiales sus signos externos: El hombre que fue Jueves es ?como señaló Reyes? una novela de índole metafísica? siempre que por metafísica no quiera entenderse un sufrido y sesudo argumento, pues si algo caracteriza a esta novela es su sentido trepidante de la acción: una acción, sí, metafísica, especulativa y en gran medida abstracta, pero acción indudable. Narración de ritmo preciso y vertiginoso, El hombre que fue Jueves constituye un ejemplo de relato como pieza de relojería: cada acción, cada página, cada detalle en sus justos tiempo y medida. [?] Hay que aprender a leer a Chesterton: ir reteniendo sus claves, sus trucos, su vertiginoso ritmo conceptual. De ese modo, su obra, de apariencia tan disparatada, se convierte en un perfecto silogismo; su exuberante imaginación, en un calculado juego de espejos; su sentido extravagante y mágico de la realidad, en una reveladora y matemática realidad. [?] Porque Chesterton representa, desde luego, una vasta y fascinante literatura, pero también una idea ?muy particular, muy especial? de la literatura. (Del prólogo de Felipe Benítez Reyes)

EL HOMBRE QUE FUE JUEVES (CHESTERTON, GILBERT KEITH)

En el Londres surrealista de cambio de siglo, el poeta Gabriel Syme es reclutado por un destacamento antianarquista en Scotland Yard. A partir de este momento empezará su bizarra y trepidante misión en la que tendrá un objetivo como detective encubierto. La adaptación en viñetas de Marta Gómez-Pintado de la conocida obra de Gilbert Keith Chesterton (1874-1936) aborda, con agudo ingenio y un particular sentido del humor, una historia en la que anarquistas y policías se ven inmersos en una serie de alocadas y desconcertantes aventuras que bajo su apariencia disparatada esconden un sentido más profundo. La originalidad del planteamiento, la frescura en el desarrollo narrativo y su trasfondo existencial convierten a El hombre que fue Jueves en una obra fundamental.