Estas páginas arrojan una primera luz sobre el proceso de la Iglesia para llevar a los altares a fieles cristianos. Cuando la Iglesia canoniza a un cristiano, no es un premio que le concede. Es un reconocimiento de que esa persona ha vivido de forma santa y está en el cielo.

Si encuentra un error, resáltelo y presione Shift + Enter o click here para informarnos.