El autor aborda el misterio del mal y el triunfo de la misericordia, acudiendo a las narraciones evangélicas sobre el buen samaritano y el hijo pródigo. Solo así puede explicarse la grandeza del amor a Dios y al prójimo, manifestada en obras, y el modo de conjugar la justicia y el perdón.

Si encuentra un error, resáltelo y presione Shift + Enter o click here para informarnos.