Cuando el rey Minos recibe la noticia de que su hijo, el Minotauro, ha sido asesinado por Teseo, y que este ha logrado escapar del laberinto concebido por Dédalo, decide encarcelar al arquitecto y a su hijo, Ícaro, en lo alto de la torre de la intrincada construcción. Aunque parece imposible salir de allí, ambos van a emplear todo su ingenio, paciencia y esfuerzo en intentar escapar.

Si encuentra un error, resáltelo y presione Shift + Enter o click here para informarnos.