Este libro nos plantea la cuestión de la familia de forma amena e instructiva. Escrito en forma de un diálogo coloquial y fluido entre una pareja comprometida en matrimonio y un sacerdote, su autor nos plantea cuestiones de plena actualidad sobre la esencia de la familia, un concepto que ha cambiado radicalmente a lo largo de los últimos años pero cuyas características esenciales (la comunión de personas, la entrega mutua, la esperanza de una vida fecunda…) permanecen inalterables a pesar de los cambios sociales. Familia y matrimonio son presentados en este libro como una escuela de amor y de trascendencia.