El protagonista, un niño de entre 3 y 4 años, es el único hijo de un matrimonio separado. En torno a este hecho girará su día a día, pero además: la madre trabaja, el padre tiene novia y posiblemente tengan un hijo juntos, el mejor amigo de la madre es homosexual, la hermana de la madre adopta una niña china, en casa tienen asistenta (probablemente inmigrante), la madre sale de noche… La colección responde a un género más que clásico de la literatura infantil: el día a día de un niño en ilustraciones y con muchos detalles que el joven lector pueda identificar. Pero a través de esta cotidianidad infantil, tan ordenada, conservadora y amable, se introducen elementos diferenciadores del tradicional modelo familiar y social que los libros de este género insisten en seguir utilizando. Lo más interesante y útil es tratar estos temas desde la naturalidad, sin un sentimiento de culpabilidad que, después de todo, procede del mundo adulto.