Cuando Carla entró en la sala grande del museo de ciencias naturales y vio aquel inmenso animal, se quedó impresionada. Mientras escuchaba las explicaciones de la maestra, empezó a imaginar cómo sería tenerlo de mascota.

Si encuentra un error, resáltelo y presione Shift + Enter o click here para informarnos.