Tener razón no es importante

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Razonar, pensar por libre y obedecer…Las personas inmaduras (adolescentes y eternos adolescentes) piensan a menudo que hay una sóla solución para los problemas. También se obcecan con tener razón (por que piensan que tener razón es muy importante, cuando en realidad no lo es cuando nos referimos a las relaciones sociales), y, con evidente falta…
Leer anécdota


Una cita sobre crueldad y falta de fe

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Dame Dios mío un corazón de carne, pedía el Rey David. Justo lo que falta a los descreídos… No cree en DiosRascólnikov, el joven protagonista de “Crimen y castigo”, tras varios días sin apenas comer ni dormir, entra en una taberna y pide un vaso de aguardiente y una empanada. Al salir, pasea por unos…
Leer anécdota


CANELO

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Lealtad y ternura !!!Va por ti, “Canelo”¡¡¡ Ciudad de Cádiz. La más vieja ciudad del Occidente Europeo. Fundada por los fenicios hace más de 3000 años. Hospital Puerta del Mar, hospital de la Seguridad Social, conocido popularmente como “La Residencia” . En la puerta de La Residencia vive desde hace 12 años el perro “Canelo”….
Leer anécdota


LE HABÍAN ENSEÑADO A PENSAR

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Sir Ernest Rutherford, presidente de la Sociedad Real Británica y  Premio Nobel de Química en 1908, contaba la siguiente anécdota: Hace algún tiempo, recibí la llamada de un colega. Estaba a  punto de poner un cero a un estudiante por la respuesta que había dado  en un problema de física, pese a que este afirmaba rotundamente que su…
Leer anécdota


MALTRATAR ANIMALES

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

VIRUTAS DE MADERA PRECIOSA: Quien rumia una venganza, mantiene abiertas sus heridas. No cree en Dios  Rascólnikov, el joven protagonista de “Crimen y castigo”, tras varios días sin apenas comer ni dormir, entra en una taberna y pide un vaso de aguardiente y una empanada.  Al salir, pasea por unos jardines de la ciudad.  El…
Leer anécdota