Cómo narrar las anécdotas

Las historias hay que narrarlas de tal suerte que ayuden al propio narrador y que capten la atención y el corazón de los oyentes convirtiéndolos en protagonistas y agentes de la historia narrada. Para eso es necesario narrar desde dentro, creer lo que se narra, poner vida y corazón en ello, emplearse a fondo en…
Leer anécdota


Frases míticas del fútbol

Johan Cruyff: “Mis delanteros sólo deben correr 15 metros, a no ser que sean estúpidos o estén durmiendo”. Néstor Fabri (previo a un Platense – G. Jujuy): “Señora, si su hijo no quiere tomar la sopa, hágale ver este partido”. Ian Rush (tras su paso por la Juventus): “No pude acostumbrarme a vivir en Italia….
Leer anécdota


Escóndelo, si no quieres que te lo roben

Esconden a su párroco para que no le trasladen Los feligreses de San Antero, población en las costas del Caribe colombiano, mantienen escondido a su cura párroco, Robinson Pérez, para impedir que sea trasladado a un pueblo vecino, informaron fuentes de la comunidad católica local. “No sabemos en dónde está”, dijo Oslima Luján, quien como…
Leer anécdota


La abuelita sabía cómo hacer una mujer…

Mi Querida Nieta: ¡Que rápido pasa el tiempo! Me parece que fue sólo ayer cuando cantaba canciones de cuna para hacerte dormir. Aún recuerdo cuando me buscabas ansiosa para que te contara o leyera algunos cuentos de hadas. Hoy ya eres toda una mujer y tienes tu propio hogar. Ahora eres tú la madre y…
Leer anécdota


Madurez es pensar antes de actuar

Adecuación “Todos los entrenadores hablan sobre movimiento, sobre correr mucho. Yo digo que no es necesario correr tanto. El fútbol es un juego que se juega con el cerebro. Debés estar en el lugar adecuado, en el momento adecuado: ni demasiado pronto ni demasiado tarde”. Johann Cruyff


La decisión más difícil de nuestra vida

Arriesgarse a decidir: el que duda, se queda sin el tesoro El temor a equivocarse retrasa tomar decisiones; hay una ralentización en la acción y posterior inutilización: la máquina se puede anquilosar… Pulsa en leer más… para obtener la anécdota. Ludovico Maria Sforza, duque de Milán, llamado Ludovico el Moro, fue un hombre de ingenio,…
Leer anécdota


La ambición no está por encima de ”todo”

La ambición debe tener un límiteTrabajar mucho y bien es importante: así se merece uno la comida; también se valora uno más. Un mal trabajador causa estupor. Pero el móvil, la razón, por la que uno trabaja no es menos importante… Hay quien trabaja pero, por su ambición, no disfruta de los efectos de su…
Leer anécdota