Es mucho lo que uno puede hacer

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 4,67 de 5)
Cargando…

Visión optimista y pesimista (versión 6.03)Una vez llegó un comercial a Nigeria. Su producto eran los zapatos; cuando vio que casi todos los nativos iban descalzos concluyó que no era un buen negocio y se volvió con las manos vacías. Otro comercial le reemplazó. Este era más optimista y pronto concluyó que aquel era el negocio más rentable de su vida: había casi trescientos millones de pies descalzos esperando uno de sus zapatos… Viene ahora un cuento que explica…
Leer anécdota


Había una vez un rey

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 1,00 de 5)
Cargando…

Había una vez un rey muy bueno. Pero había tantos niveles entre él y su pueblo que no le conocían. Este pueblo, era desgraciado. Además, el rey enviaba ministros, médicos, maestros, asistentes sociales y hasta curas a las provincias más alejadas. Pero algunos mensajeros del rey no sabían cómo hacer las cosas y otros se…
Leer anécdota


Fuertes convicciones religiosas: Fe y Fanatismo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Como sabemos una persona convencida puede hacer mucho bien o mucho daño. Todo depende de la base en que se haya apoyado su formación. Cuando el sistema (formadores y formados: la Iglesia o la Mezquita) busca sinceramente la verdad, el efecto siempre es saludable. Cuando no, puede haber un hombre convencidísimo y cinco veces rezador…
Leer anécdota