El poder oculto

Al consultar el , detectan un objeto religioso…
Me contaba Fr. Prince, ahora párroco de la parroquia de Christ the en Accra, Ghana acerca de un sorprendente suceso que tuvo lugar un par de años atrás. Ocurrió a uno de sus feligreses, que tuvo que acompañar a su jefe y a un familiar al garito de un brujo (hechicero) para consultar el oráculo. A la luz de una vela, la escena, normal en aquellos lares, es subrealista…
(sigue)

Al consultar el oráculo, detectan un objeto religioso…
Me contaba Fr. Prince, ahora párroco de la parroquia de Christ the King en Accra, Ghana acerca de un sorprendente suceso que tuvo lugar un par de años atrás. Ocurrió a uno de sus feligreses, que tuvo que acompañar a su jefe y a un familiar al garito de un brujo (hechicero) para consultar el oráculo. A la luz de una vela, la escena, normal en aquellos lares, es subrealista…
El hechicero se pone de pie y vocifera:
– No podéis entrar aquí…
Se sorprenden de que un brujo se reserve el derecho de admisión. El brujo señala al de la parroquia.
– Tienes algo en el bolsillo: no podéis entrar aquí con eso…
Todos se sorprendieron más cuando, al salir, metió su mano en el bolsillo y les enseñó el .

Una nota de Escrivá:
Como en otros días, ha de ser hoy el Rosario arma poderosa, para vencer en nuestra lucha interior, y para ayudar a todas las almas. Ensalza con tu lengua a Santa María: reparación te pide el Señor, y alabanzas de tu boca. Ojalá sepas y quieras tú sembrar en todo el y la alegría, con esta admirable devoción mariana y con tu caridad vigilante. Nota del autor, , octubre de 1968.